top of page

La historia del TAXI y Museo MARCO

Resulta que durante el mes de julio abordé tres veces el mismo taxi sin planearlo. Simplemente la app me envió a la misma persona.


Desde el segundo viaje al chofer, un hombre en sus cincuenta y conversador, le asombró que pidiera ir y venir al Museo MARCO tan seguido. Poco antes de llegar al destino no se quiso quedar con la curiosidad y me preguntó a qué se debía mi repetida visita.


Le platiqué un poco de qué va mi exposición "Fuga y Entropía", que para mí ha sido uno de los proyectos más importantes de mi carrera pues condensa, en solo 32 obras y con la maravillosa curaduría de Mariana Mañón en este hermoso museo, 26 años de proyectos.

Dos semanas después pedí otro viaje de mi casa a una café para verme con un amigo y me vuelve a tocar él ¡por tercera vez en un mes! Seguimos charlando y me prometió llevar a la familia a la visita guiada del siguiente miércoles. Ese día estuvo muy lleno y no pude ver a Gerardo, así se llama, pero espero que les haya gustado y la recomienden. Ese el mejor público, el que está dispuesto a ir a descubrir algo nuevo.


Si alguno de ustedes anda por Monterrey ojalá también se den una vuelta, pues el 27 de agosto cierra la exposición y, aunque hemos recibido muchísimas visitas, algunas de las cuales he tenido el gusto de acompañar, aún queremos recibir muchas más. El museo está abierto de martes a domingo.


Si estás fuera de la ciudad o se te complica visitarla, una opción es ver el recorrido virtual hospedado en la página web del museo... también puedes revisitarla si ya fuiste.



Quienes me conocen saben que llegué a Monterrey en los ochentas, hasta entonces había vivido en Veracruz, y migré al norte con la intención de estudiar una ingeniería, pero en el primer año de la carrera me di cuenta que mi camino era otro y MARCO, con su inauguración en 1991, tuvo mucho que ver.


Años después me mudé a la CDMX y ahora estoy de vuelta en el norte. Cuando me preguntan sobre mi proceso como artista, suelo iniciar contando estos desplazamientos, pues mi trabajo se ha nutrido mucho de estos contextos.


De la mano de un buen interlocutor siempre es más fácil contar la historia y enfocar las ideas, así que los invito a escuchar esta entrevista con Cecilo Tamez, un gran amigo desde hace más de 20 años y que hace poco me me invitó a su podcast Charlemos Random para hablar de mi práctica artística y la exposición actual.


Una de las cosas que me enorgullecen de esta exposición es que finalmente terminé la obra Elegía y (re)percusión, una instalación de 1104 monedas, fuera de circulación, sobre las que escribí la frase: "SÍ MEREZCO ABUNDANCIA", en un gesto de realizar mis propias planas haciéndome la pregunta sobre la eterna promesa de una mejora de nuestra condición como nación y al mismo tiempo repitiéndome el mantra a mí mismo para troquelarlo en mi subconsciente.


Así que también me hice mi propia taza para tener presente todas las mañanas la frase. En el marco de la exposición hicimos un pequeño tiraje para compartirlas con ustedes y que también tengan un café lleno de abundancia.


Puedes adquirir tu taza en la tienda del museo o en la tienda de regalos de mi página web.



2 visualizaciones0 comentarios