Narcisos (Fenotipo Promedio)

 

El Reflejo

“Cuando murió Narciso las flores de los campos quedaron desoladas y solicitaron al río gotas de agua para llorarlo.

-¡Oh! -les respondió el río- aun cuando todas mis gotas de agua se convirtieran en lágrimas, no tendría suficientes para llorar yo mismo a Narciso: yo lo amaba.

-¡Oh! -prosiguieron las flores de los campos- ¿cómo no ibas a amar a Narciso? Era hermoso.

-¿Era hermoso? -preguntó el río.

-¿Y quién mejor que tú para saberlo? -dijeron las flores-. Todos los días se inclinaba sobre tu ribazo, contemplaba en tus aguas su belleza…

-Si yo lo amaba -respondió el río- es porque, cuando se inclinaba sobre mí, veía yo en sus ojos el reflejo de mis aguas. “

Oscar Wilde

El artista empalma diversos retratos fotográficos de habitantes de Nuevo León buscando una especie de reflejo promedio de identidad territorial.

En el acto de superponer para promediar hay un borramiento de las características individuales que haría a cada una de estas personas retratadas únicas.

En el título, al evocar la historia del río reflejándose en los ojos de narciso, alude a la necesidad que tenemos de buscar nuestra propia cara en la mirada del otro, en los retratos de los otros.

También podría interesarte