EMERGÍA CARACAS; Jaime Abraham Tamayo; 2007

Emergía Caracas

 

El presente está solo. La memoria
erige el tiempo. Sucesión y engaño
es la rutina del reloj. El año
no es menos vano que la vana historia.

Entre el alba y la noche hay un abismo
de agonías, de luces, de cuidados;
el rostro que se mira en los gastados

 el instante ( fragmento)
Jorge Luis Borges

 

Toda forma de cambio o en especifico dinámica implica una serie de inversiones y por supuesto sentido, quizás estas dos invariables en el lenguaje sean mas sencillas que en la realidad, el esfuerzo realizado para llegar a la culminación de diversas promesas mesiánicas que se ponen en juego por parte de los personajes con pretensiones redentoras de una América flagelada por la pobreza y la falta de oportunidades tanto económicas como educativas, así es como fenómenos de nuestra realidad latinoamericana como las tan sonadas revoluciones mexicana, cubana y hoy la tan nombrada Venezolana o Bolivariana en donde a fuerza de discurso y en medio de la desesperación por la inminente descomposición social  se gestan diversos cambios que mas allá de la implementación de una mejora social, se robustece el estado que nos sumió y sume hoy en día en un paternalismo galopante con finalidades de captación clientelar entre los mas necesitados, para sostener en el poder formas arcaicas de proselitismo político.

Así las formas en que se llevan a cabo esfuerzos en base a la idea de diversos sacrificios que deberán de realizar los actores de la sociedad y la forma en que el tiempo y la fricción natural del discurso idealista con la realidad desdibujan el ideal o los famosos ideales revolucionarios para terminar en una parálisis y al final un cáncer tan brutal como la corrupción.

Una excelente metáfora de estos hechos son llevados a cabo por medio del performance propuesto por Miguel Rodríguez Sepúlveda quien por medio de figuras emblemáticas de la cultura venezolana en este caso impresos en la epidermis de los participantes de diversas morfologías anatómicas y condición física, y sometiéndoles a un esfuerzo físico que en si mismo con lleva el dolor así como el natural discurrir del tiempo al desgaste desdibujando estos iconos pintados previamente con tintura negra convirtiéndolas en imágenes amorfas y en muchos casos tendientes a la desfiguración trágica por medio de los escurrimientos del excretado sudor.

La múltiple documentación por medio de registro fotográfico y video así como impresiones de las imágenes postperformace o vestigios de estos iconos nos permiten acceder a toda una serie de efectos producidos en los participantes y los observadores desde la curiosidad primaria hasta el entusiasta coro de apoyo a quien portaba el icono asi como el grado diverso de deterioro de las imágenes debido al desigual esfuerzo para culminar el proceso.

De este modo Miguel Rodríguez Sepúlveda llevo a cabo una de las presentaciones planteadas por este proyecto ya que en Cuba no fue acogida la propuesta y en Mexico esta por hacerse, abra que destacar la firmeza de su aguda e inmisericorde critica a la demagogia y radicalismo discursivo que se populariza cada vez mas en el continente.

Jaime Abraham Tamayo
Mexico D.F. 26 de novienbre de 2007

[ regresar a listado de TEXTOS ]